El sustrato de los pensamientos propios, es el valor de la persona.

Sin pensar mucho en lo que acontece en nuestro entorno, nuestros pensamientos son la valoración de lo que, en verdad, somos como personas. Sustraer nuestros sentimientos, nuestras decisiones, nuestras inquietudes, es saber el camino que debemos seguir en la vida. Las decisiones que tomamos durante nuestra vida, nunca deberían verse condicionadas por la variedad del entorno, sino por lo que sentimos y deseamos en ese momento y sobre todo para nuestro futuro.

Nuestra sociedad tecnocrática, hace que todo se vea condicionado a la opinión de los demás sin dejar espacio a la importancia de lo que pensamos nosotros sobre nosotros mismos, se que suena a una redundancia, pero es lo que la inmersión desmesurada a las redes sociales está consiguiendo. Todos buscamos Likes, Seguidores, deseamos agradar para tener mas comunidad, pero, ¿nos paramos a pensar en nosotros?, pues simplemente, no. Somos una sombra de nosotros mismos, dejamos que la gente decida que hacemos con nuestra vida sin darnos cuenta, si no gusta una foto, o tenemos comentarios dispares, nos defendemos como gato panza arriba, sin valorar, que la opinión de los demás no va a cambiar el momento de esa foto, que para nosotros cuando la tomamos tuvo su importancia.

Dejamos la dignidad para otro momento, ya, ni siquiera me referiré a la falta de autoestima que provoca que nos veamos supeditados al control de otras personas, vamos a nuestra vida en concreto ¿Que sentido le damos a una vida que no controlamos nosotros?, pues poco sentido se le puede dar. Yo empecé con el Community Manager para ayudar a autónomos, empresas pequeñas o personas físicas (cantantes, artistas etc), a mejorar sus negocios, ofreciendo un servicio para la imagen. A nadie parece importarle en realidad su imagen, la gente busca obtener Likes o Shares, osea, me gustas o que compartan sus publicaciones, muchas veces de manera infructuosa, no todo vale en las redes, no todo lo que es un “me gusta”, sirve para algo, porque lo primero que tenemos que hacer es cuidar nuestra imagen, y no me refiero a una imagen que guste a los demás, ya que, “quien quiera sentirse amado, primero deberá aprender a amarse a si mismo”, o lo que es lo mismo, primero nos tenemos que gustar nosotros antes de gustar a los demás, no hacer las cosas por tendencias porque, tarde o temprano, las tendencias cambian y por lo tanto, nos quedaremos atrás inexorablemente.

Desde la perspectiva que da el ver las cosas sin ningún tipo de implicación y el hacer artículos sin esperar ningún tipo de reconocimiento, porque normalmente no lo tengo y eso no me crea ninguna frustración, diría, que la supeditación creada por la necesidad de agradar a los demás, está acabando con nuestra capacidad de discurrir y de valorar las cosas objetivamente y ante todo, de evaluar las situaciones para que nos aporten algo en lo personal, o en lo profesional.

En definitiva, cuando compartimos algo con los demás, no deberíamos pensar en si gustará o no, deberíamos guiarnos más por lo que sentimos, se que abrirse al mundo es dejar que entre el aire, pero también el polvo, pero por mucho polvo que entre, si te lo sacudes, no va a afectar a tu vida. Lo que quiero decir con esto, es que si cuando abres tus sentimientos a los demás recibes ataques, que los recibirás, debes saber tener la autoestima suficiente para recoger de esos ataques la información que te sea útil para mejorar y desechar todo lo que pueda dañarte, hasta de una crítica se aprende a avanzar. Yo, siempre expongo, aunque no encuentre mucha respuesta, todos mis artículos a la crítica de los demás, de las constructivas, aprendo a mejorar mi forma de relatar y de discurrir, de las destructivas, aprendo a no dar importancia a los comentarios que no tienen valor alguno, bajo mi humilde opinión eso deberíamos hacer todos con nuestra vida, aceptar y aprender de las críticas que nos ayuden a mejorar, y desechar, las que solo son ofensivas y restan a nuestro intelecto propio, tener la personalidad suficiente para ni responder a esas aseveraciones que no sirven para avanzar.

Un saludo, y como siempre, encanto de escribir, para quien quiera leerme.

Miguel Servera Gorgori.

Prueba de logo2


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s